Observación consciente de los hábitos visuales

En las entradas anteriores ya hemos dado los primeros vistazos a las dos principales actividades musculares de los ojos: el cambio de enfoque cerca-lejos (acomodación) y el seguimiento de un objeto o para cambiar el apunte al otro (rastreo).

La habilidad de realizar estas dos tareas es una variable que puede ser mejorada activamente. Si desea fortalecer su actuación visual, puede realizar con regularidad varios ejercicios simples pero poderosos.

Por ejemplo, puede mejorar sustancialmente su habilidad de acomodación cada vez que se percata de lo que hace cuando cambia el enfoque. Este hecho atrae a su cerebro consciente para que evalúe el funcionamiento inconsciente acostumbrado y haga las correcciones necesitadas. La observación consciente es una de las principales herramientas para mejorar la vista.

Pero primero debemos darnos cuenta de nuestros viejos hábitos para después admitir su modificación. Una vez ganada la atención del cerebro sobre sus prácticas visuales habituales, de modo natural éste comienza a maximizar su actuación visual. El problema básico consiste en seguir inconscientes de nuestras costumbres; por ello nuestras actuaciones pueden reflejar solamente resultados de programaciones previas.

Un nuevo aprendizaje puede desarrollarse cada vez que se vuelva consciente del cambio de enfoque del objeto cercano al lejano y viceversa. Se dará cuenta qué suave y relajada puede ser esta mudanza del enfoque; así animará la distensión de los hábitos limitados que mantuvo hasta ahora.

Sin embargo, hago una sugerencia: al observarse a sí mismo y a sus hábitos, esté seguro de no juzgarlos y etiquetarlos automáticamente como malos o falsos. Tan pronto como rechace su funcionamiento actual estará perdiendo contacto con el proceso natural que lo iba a mejorar.

La recuperación visual a todos los niveles requiere una actitud de aprobación y auto-aceptación, no de rechazo y separación. No hablo del aspecto filosófico de la recuperación, sino de la actitud hacia sus ojos. Si los acepta como son, entonces su cerebro puede dar el primer paso para mejorarlos y permitir poco a poco que sus costumbres vayan en una dirección más saludable.

Este blog seguirá proporcionando más información práctica y valiosa sobre el tema de recuperación visual por cuenta propia. Para conocer sobre el Programa Holístico Completo pulse AQUI.

Gracias.

Lech K. Bitka

 

Related Blogs

    Observación consciente de los hábitos visuales
    Etiquetado en:

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *