La condición llamada glaucoma.

El término glaucoma trae consigo un aura de misterio y de ansiedad. Es una condición silenciosa que no desarrolla síntomas notables hasta después que ocurre el daño real en la vista. El único método de detección temprana es el chequeo oftalmológico anual. Durante el cuál se toma la presión intraocular y evalúa el nervio óptico para determinar si hay indicios del problema.

Como ya hemos revisado, el interior del ojo está básicamente lleno de líquido. Dentro existen dos cámaras principales; la cámara anterior, la cual contiene el humor acuoso, y la posterior, llena de un gel más estable llamado humor vítreo.

El glaucoma se debe básicamente al incremento de la presión en la cámara anterior que después afecta al ojo en su totalidad. En la actualidad se considera una alteración del nervio óptico causada por un daño en su sistema micro vascular. Por donde la presión intraocular puede estar en límites normales (glaucoma de presión normal) o en límites altos. En ocasiones hay pacientes que presentan presiones intraoculares altas (hipertensión ocular) sin daños glaucomatosos.

Existen dos explicaciones distintas de las causas y el tratamiento de glaucoma. Primero consideraremos el modelo médico tradicional, luego extenderemos la discusión para explorar una perspectiva más holística y presentar un nuevo método de tratamiento. Estos dos modelos no se excluyen el uno al otro. En realidad, el método más reciente se asienta sobre la base firme de la investigación médica, pero contempla las causas de esta condición con más profundidad. Con ambos puntos de vista, podemos llegar a una perspectiva estereoscópica del problema y tener una noción clara sobre cómo proceder.  

Como cualquier otra parte del cuerpo, los ojos deben mantener un balance óptimo entre el mundo externo y lo interno. En el caso de glaucoma, encontramos el desarrollo de un desequilibro crítico; la presión interior del ojo se incrementa y genera numerosas complicaciones en el funcionamiento y salud del órgano. 

Para conocer más sobre el desarrollo de esta condición y las formas alternativas de combatirla visite mi sitio web

Lech K. Bitka

Related Blogs

    Glaucoma y su misterio

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *