Explorar los hábitos visuales

Como quizás ya está comprendiendo, las actitudes generales de la persona y su estructura de personalidad se expresan en la manera que realiza los cambios oculares. Explorando sus propios hábitos visuales, usted realmente puede darse una idea profunda sobre su naturaleza interior. Entender como uno ve, ayuda a verse a sí mismo con más claridad.

Como es obvio, los hábitos visuales también reflejan nuestra relación con el mundo. Algunas personas, por ejemplo, miran con rigidez hacia el exterior, acostumbran a observar fijamente en lugar de realizar cambios constantes para recoger más información visual.

La tendencia natural de los ojos es cambiar el punto de enfoque con regularidad; de este modo, nueva información externa se adentra a la conciencia cada segundo. Lastimosamente, muchos desarrollamos defectos que congelan los movimientos oculares temprano en la niñez o cuando iniciamos la escuela; así, solo una parte muy reducida de la información visual disponible es recibida por el cerebro.

Éste es uno de los hábitos más comunes en nuestra cultura moderna; reduce nuestra interacción con el mundo exterior y de esta manera nuestra habilidad de vivir exitosamente en él. ¿Por qué se desarrolló este hábito?

Como mencione anteriormente, en la vista no podemos separar el aspecto fisiológico del psicológico. El funcionamiento del sistema muscular está tan íntimamente relacionado con el del emocional que ambos deben considerarse una unidad orgánica e indivisible para toda la vida. Si acostumbra a mirar fijamente, sin cambiar el enfoque con regularidad para dar a su cerebro más estímulos externos, entonces algo debe haber pasado en su niñez que le hace evitar un contacto más íntimo con su medio ambiente.

Si suele recoger poca información visual, de alguna manera debe haber evitado mirar lo que pasaba a su alrededor. Así también, si tiene hábitos sanos y disfruta del ambiente visual, entonces sus primeros años deben haber sido bendecidos con armonía y seguridad, lo que animó tal apertura hacia el mundo exterior.

Para recibir más información sobre cómo mejorar la visión por cuenta propia visite mi sitio web. Agradezco sus comentarios.

Lech K. Bitka

Related Blogs

    Explorar los hábitos visuales
    Etiquetado en:

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *