El cerebro y los hábitos visuales..

Si recordamos que el funcionamiento visual depende del desempeño muscular, podemos entender que cada uno tiene su propio modo de ver. De la misma manera como caminamos con un estilo único, también cada quien mueve y enfoca los ojos de una manera única.

Al entender que todos tenemos hábitos visuales únicos aprendemos una primera idea básica sobre como trabajan nuestros ojos y como podrían mejorar. Por ejemplo, algunos cambiamos el enfoque de cerca a lejos muy rápido, inconscientes por completo de este acto. De la misma manera, muchos nos levantamos o sentamos o hacemos cualquier otra actividad física de forma rápida y brusca, mientras que otros son más conscientes de sus movimientos y los hacen con más gracia, disfrutando la experiencia.

¿Cómo es usted al mover sus ojos? ¿Está consciente del cambio de enfoque o lo ignora y solo espera el resultado final? ¿Está urgido para ir de un punto de enfoque a otro o cambia tomándose su tiempo y disfrutando la experiencia de reenfocar y mover sus ojos?

El cerebro controla la tensión y la relajación tanto de los músculos ciliares como de los extrínsecos. Pero lo que finalmente determina el lugar donde enfoca en cada dado momento es la coordinación de sus intenciones y deseos con la actuación de sus músculos.

En este mismo instante, usted escoge con su mente el enfoque cercano y su cerebro envía constantemente órdenes hacia los músculos oculares para que hagan posible la lectura de esta página. Normalmente todo lo damos por hecho y dejamos que este proceso funcione sin prestarle atención la mayor parte del tiempo. Pero un acto visual tan simple como leer es algo completamente extraordinario.

Para obtener más información sobre cómo mejorar la visión por cuenta propia visite mi sitio web. Agradezco sus comentarios.

Lech K. Bitka

Related Blogs

    El cerebro y hábitos visuales
    Etiquetado en:

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *